arroz con cristales

Publicado el 25 de Diciembre, 2011, 6:05



El amigo que tengo a mi derecha (que desconoce lo que es la prima de riesgo, hecho que no le preocupa lo más mínimo) y yo hemos tramado un plan para el año que va a comenzar. Dicho plan consiste, nada más y nada menos, que en asestarle un golpe definitivo a la vida, razón por la cual mantenemos esa mirada desafiante hacia el futuro. Yo, que sé por Nietzsche que la vida siempre tiene la última palabra y que contra ella nada se puede, he trazado un plan alternativo que se basa en aceptar las cosas como vengan. Por supuesto, este plan B no se lo voy a contar a mi amigo, y es que, le veo tan convencido, que a veces me da la impresión de que él sí puede lograrlo.