arroz con cristales

Publicado el 8 de Marzo, 2011, 6:50

Ayer llegué a casa y estaba el antiguo inquilino sentado en el sillón, viendo la televisión mientras se comía mis pipas. La mujer,  en la cocina preparando la cena. Obviamente habían entrado con la llave que no he tenido tiempo de cambiar. Pero como no me apetecía discutir, les di las buenas noches y me fui a la cama sin cenar (ya que ella estaba usando  los últimos dos huevos que me quedaban). Esta mañana aún seguían por aquí, él afeitándose y ella fregando los platos de la cena de anoche (buen detalle ha tenido al menos la mujer). Yo pacientemente, he esperado mi turno para entrar al baño, me he duchado y he vuelto al trabajo.  Como vuelva luego y no se hayan ido,…tampoco creo que les diga nada,  y es que ahora tengo más paciencia que un chino.