arroz con cristales

Publicado el 22 de Febrero, 2011, 7:11

El otro día, tras la cena de empresa en una ciudad cercana,  llegó (tarde o temprano tenía que llegar) la temida "escena del Karaoke". Júbilo, risas, alegría por doquier y yo poniendo la misma cara de circunstancia que pone Bill Murray en "Lost in translation" cuando le llevan a uno en la ciudad de Tokyo. Cuando llevaba tres horas de preciosas canciones chinas a un volumen atronador, "cantadas" por mis compañeros de trabajo y, lo que es peor, por mi jefa, le dije a una de mis acompañantas que si me podía acercar, por favor, al hotel,  que me lo estaba pasando de puta madre pero que en España tenemos un refrán que dice "que lo bueno si breve,...". Sin entender del todo como podía abandonar un momento como aquel, accedió para regresar ella más tarde. De camino a mi habitación, vi, al final del pasillo, una chica rubia esperando el ascensor. Aceleré el paso para tomarlo con ella pero, cuando llegué a su lado, comprobé que era mi compañera Chris que es de Ohio pero que se parece a Scarlett Johansson como un huevo a una castaña.